La inteligencia artificial avanza a pasos agigantados, y este algoritmo hace que pueda aprender por sí mismo.

Muchos querrán ponerse un gorrito de papel de plata con esta afirmación, pero las máquinas que actúan por sí solas ya son una realidad: tenemos coches que conducen sin intervención humana, drones que sobrevuelan los cielos sin un operario a los mandos, robots que actúan sin que un supervisor les tenga que dar órdenes concretas…

Sabiendo todo esto, es predecible que la inteligencia artificial va a tener un papel imprescindible en el futuro: las máquinas serán cada vez más inteligentes, y el algoritmo creado por la Universidad de California quiere ayudar a las máquinas a poder aprender por sí mismas, imitando el comportamiento humano y animal.

Ese robot tan majo que tenéis en las imágenes y que nos presenta Berkeley se llama BRETT (Berkley Robot of the Elimination of Tedious Tasks), y es capaz de montar objetos básicos sin tener instrucciones o programación de ningún tipo: aprende a base del clásico prueba y error, y mejora según va cometiendo fallos en sus tareas.
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.
Como podéis ver en el vídeo, nuestro particular robot no se rinde con su particular prueba y error: lo intenta e intenta hasta que lo consigue, pero es capaz de hacerlo inmediatamente cuando ha aprendido en ese particular proceso de prueba y error. Y, como también aparece en el vídeo, es capaz de ir realizando tareas cada vez más complejas.

omicrono.com / 28 mayo, 2015 — David Pérez

La inteligencia artificial que aprende con prueba y error