Ayer me quedé a cuadros y, la verdad, solté alguna que otra palabra malsonante que, por respeto a vosotros, no voy a reproducir. ¿Sabéis el motivo? Pues porque un tal Pablo Velasco Quintana, experto en propiedad intelectual de la Universidad CEU San Pablo, que no debía de tener nada mejor que hacer, no se le ocurrió otra cosa que decir que cantar en los balcones o proyectar música hacia la calle, una práctica habitual estos días para compartir un rato de ocio con el vecindario y darnos ánimos (vía, por ejemplo, Resistiré), vulneraría los derechos de propiedad intelectual y que el autor podría prohibirlo. Que aunque no haya lucro, debe autorizarlo el autor. Los integrantes del Duo Dinámico ya han dicho que leña al mono hasta que acabemos con el bicho.

Y aunque esta vez haya imperado el sentido común y se haya quedado en agua de borrajas, no siempre ha sido así. «Happy Birthday to You«, el «Feliz Cumpleaños» que todos alguna vez hemos cantado, es, según el Libro Guinness de los Récords, la canción más popular en inglés. La canción, que originalmente se llamba «Buenos días a todos», fue escrita por Mildred y Patty Hill en 1893 y era una simple canción de saludo al comenzar las clases.

Buenos días a usted,
Buenos días a usted,
Buenos días, queridos hijos,
Buenos días a todos

La combinación de melodía y la letra de «Happy Birthday to You» apareció por primera vez en forma impresa en 1912, sin conocerse el autor de la nueva letra. La nueva versión, ya como «Happy Birthday to You», apareció en musicales, emisoras de radio, películas… y la tercera hermana Hill, Jessica, presentó una demanda, que ganó, por las probadas similitudes entre esta versión y la de sus hermanas. Jessica Hill trabajó con la editorial musical Clayton F. Summy y publicaron «Happy Birthday to You» como una obra con copyright en 1935, acreditando la letra de Preston Ware Orem, casualmente un empleado de Summy. Originalmente, los derechos de autor, propiedad de las hermanas Hill, expirarían a los 28 años. Sin embargo, y debido a los sucesivos cambios en la ley de derechos de autor en EEUU, el copyright no expirará hasta el 2030. Tras sucesivas ventas, fusiones y demás trapicheos empresariales, hoy en día los derechos pertenecen a Time Warner Corporation (derechos que le reportan unos 2 millones de dólares anuales).

No hay problema si lo cantas en la intimidad del hogar, pero si te lo cantan, por ejemplo, los camareros de un restaurante, y el restaurante no ha llegado a un acuerdo con la ASCAP (Sociedad Americana de Compositores, Autores y Editores; la SGAE americana), estarás incurriendo en un delito contra los derechos de autor. Anda que…

historiasdelahistoria.com / Javier Sanz, 24 marzo 2020

«Resistiré» y «Happy Birthay to you», cuando los derechos de autor son para echarse a reír… o llorar