Posiblemente muchos de vosotros sois de los que os afecta el hecho de que se atrase el reloj una hora, notando que vuestros horarios y rutinas se ven modificadas y teniendo hambre o sueño sesenta minutos antes de lo que es habitual (que realmente es la hora exacta en la que, hasta antes del cambio de hora, comíais, ibais a dormir, os despertabais…)

Muchos son los colectivos y plataformas que se oponen al cambio de hora que se efectúa dos veces al año (tanto en octubre como en marzo) y ven en ello un trastorno para un gran número de ciudadanos, mayoritariamente personas de la tercera edad y los más pequeños de la casa, a quienes les afecta de un modo más directo.

El hecho de haber atrasado una hora para ajustarse al horario de invierno provocará que anochezca antes, oscureciendo en gran parte del país entre las 17:30 y 18:00 horas y que amanezca entre las 8:00 y las 8:30 horas en lugar de hacerlo una hora más tarde. También hemos de tener en cuenta que en España contamos con una hora de adelanto en comparación con nuestros vecinos portugueses, lo cual ocurre desde que en 1940 el gobierno de Franco decidió ajustar el huso horario español al de Alemania, por motivos de simpatías políticas, tal y como expliqué tiempo atrás en el post ¿Por qué en España tenemos un horario diferente que nuestros vecinos portugueses?.

Según la opinión de los expertos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), como de los comisionados de la Unión Europa que han publicado un buen número de estudios e informes al respecto, el hecho de cambiar la hora responde al ahorro de consumo energético y económico que ello comporta, aprovechándose mucho mejor las horas de sol y teniendo un menor gasto, sobre todo de energía eléctrica, que repercute directamente en cada familia.

El cálculo de lo que se ahorra cada familia ronda los 6 euros al año, una cantidad ínfima si tenemos en cuenta los trastornos que ocasiona a muchas personas, pero si nos ponemos a multiplicar por los cerca de 24 millones de hogares que hay la cantidad asciende a 144 millones de euros tan sólo en España (después hay que sumar el del resto de países de la UE).

Los detractores de esta medida se escudan en decir que un ahorro de 144 millones de euros (350 millones € sumando el de las empresas e industrias de nuestro país) es una cantidad ridícula si se tiene en cuenta que la factura total de gasto energético anualmente supera los 20.000 millones de euros.

Como veis la opinión entre usuarios, expertos y asociaciones está dividida, no poniéndose de acuerdo en sí realmente sirve de algo adelantar o atrasar una hora.

20minutos.es / Alfred López 28 de octubre de 2013

¿Realmente sirve de algo adelantar o atrasar una hora?