Encontrar agua, objetos perdidos y joyas, descubrir donde hay fantasmas, seres espaciales e incluso adivinar el futuro. Todo esto e incluso más es lo que la radiestesia puede hacer. Sorprendente, ¿no? Sin embargo, es un poquito increíble, así que sería necesario revisar su veracidad.


En búsqueda del líquido fundamental

Para la radiestesia o rabdomancia se utiliza generalmente una vara con forma de Y o dos alambres en forma de L. Luego se comienza a caminar por la zona en donde se cree hay agua, hasta que se sienta un movimiento en la vara o los dos alambres se crucen entre sí. Con el correr del tiempo se han ido agregando objetos que pueden ser encontrados con esta técnica, desde personas perdidas hasta tesoros enterrados.

La radiestesia ha sobrevivido por siglos debido a que existen muchas teorías al respecto y numerosos ejemplos exitosos de la técnica. Incluso en libros que no pertenecen a las actividades paranormales es nombrada como efectiva, por lo que se ha mantenido en el tiempo. Sin embargo, hay por lo menos dos razones por las que puede ser considerada un mito.

En primer lugar, la afirmación de su efectividad es una falacia (comúnmente llamada de la tradición), debido a que el discurso es que si se utiliza hace siglos es porque debe funcionar. Muchas tradiciones han permanecido y luego se han demostrado falsas. Por otro lado, es imposible que una vara sepa qué estamos buscando exactamente (personas, objetos, agua) y es aun menos probable que sepa dónde está.

El necesario escepticismo


Para empezar, aquellos que practican esta actividad no están de acuerdo en cómo funciona y cómo debería hacerse. Algunos dicen que las energías físicas irradian del objeto y son captadas por la vara, otros que hay espíritus que guían la vara hacia el lugar buscado.

Mientras unos dicen que el calzado de goma ayuda en el proceso, otros dicen lo contrario, y lo mismo pasa con los alambres, que pueden cruzarse al encontrar agua o separarse, dependiendo de la persona.

Por otro lado, en el correr de los años se han hecho numerosas pruebas y ninguna resultó mejor que la búsqueda sin una vara. Además el agua puede encontrarse prácticamente en cualquier lugar, siempre y cuando el suelo sea adecuado y busquemos a suficiente profundidad. En cuanto a otros objetos, realmente sería una técnica de utilidad para la policía y aquellas personas que trabajan descubriendo este tipo de misterios.

Desde un punto de vista científico es imposible pensar en que la radiestesia funcione. No hay pruebas exactas y además, en el correr de los años, no ha mejorado en lo absoluto. Puede parecer una técnica útil, pero lo cierto es que da lo mismo si buscas agua con una vara, un alambre o simplemente confiando en el instinto.

Ojocientífico.com 18/07/14