Una madre desesperada les pide a algunos chicos de la calle que se tomen una foto
con su hija quinceañera