Las historias del deporte de finales del siglo XIX suelen dejar verdaderas joyas. Es el caso de hoy, que vamos a hablar de un pretérito campeón de Wimbledon: John Hartley.


John Thorneycroft Hartley nació el 9 de enero de 1848 en Tong, Inglaterra. En sus inicios, el torneo de Wimbledon era para aficionados, de modo que los jugadores podían tener diversas profesiones. Se da la circunstancia de que Hartley era sacerdote de la Iglesia Anglicana.

El torneo empezó a disputarse en 1877, con un formato muy peculiar. El ganador se aseguraba un puesto en la final del año siguiente, en la que se enfrentaba a un rival que tenía que ir eliminando al resto de jugadores. John Hartley se proclamó vencedor de la edición de 1879 pero porque el del año anterior, Frank Hadow, no se presentó. No obstante, se considera como ‘final’ el partido que disputaron el reverendo Hartley y el irlandés Vere St. Leger Goold, con victoria para el clérigo por 6-2, 6-4 y 6-2. Hartley se convirtió así en el primer (y único) sacerdote que ha ganado Wimbledon.

Al año siguiente, en 1880, Hartley defendía título ante Herbert Lawford, y lo reeditó gracias a su victoria por 6–3, 6–2, 2–6 y 6–3.

Desgraciadamente para Hartley, no pudo ganar un tercer título seguido, ya que en la defensa de 1881 cayó por un estrepitoso 6-0, 6-1 y 6-1 ante William Renshaw, en la que todavía es la final más corta de la historia del torneo: 37 minutos. Al parecer, Hartley estaba enfermo de lo que se llamaba ‘cólera inglesa’, con episodios de diarrea. En 1882 no compitió y regresó en 1883, donde fue eliminado en segunda ronda.

En 1926, con motivo del 50 aniversario del torneo, recibió una medalla de plata de manos de la reina María (esposa de Jorge V), al igual que el resto de excampeones que aún estaban vivos.

Fue nombrado vicario en la localidad de Burneston, Yorkshire, y falleció el 21 de agosto de 1935 en Knaresborough, a los 86 años de edad.

20minutos.es / Edu Casado 03 de diciembre de 2017

Quién fue… John Hartley: el sacerdote que ganó Wimbledon