...Uno tiene la tendencia de refregarse los ojos seguido, ya sea por alguna molestia física o también por motivos de cansancio o simple aburrimiento. Una de las cosas que ocurre generalmente cuando hacemos esto es que se formen unos filamentos en nuestros ojos, que parecen recorrer el campo visual como pequeños gusanos. Sin embargo, no se asusten, no son gusanos, ni nada que tenga vida propia y que accidentalmente despertamos con nuestra brusca acción. Entonces, ¿qué son esos filamentos que aparecen a veces en los ojos? Se trata de las miodesopsias.

¿Qué son esos filamentos que aparecen a veces en los ojos?

Las miodesopsias sirven como mecanismo de defensa defectuoso de nuestra vista. ¿Por qué decimos defectuoso? Porque estos provienen del fluido vítreo, mejor conocido como la sustancia que recubre el globo ocular, y que frente a un movimiento brusco o violento, esta superficie tiende a resquebrajarse y, como una masa de agua afectada por un cambio geológico, empieza a actuar fuera de lo común. Esta anomalía provoca las miodesopsias. Se han encontrado casos en un pasado de este defecto en pacientes recién salidos de operaciones, debido al acostumbramiento del ojo a estar sin movimiento.

Aunque estas líneas pareciesen más bien producto de la masa gelatinosa resquebrajándose, en realidad significan todo lo contrario: los filamentos aparecen cuando el fluido se hace demasiado líquido, y gracias a la consistencia gelatinosa el líquido extra se empieza a aglutinar en cadenas, formando pequeñas montañas espesas sobre el ojo. Lo más extraño de todo es que las miodesopsias nos acompañan a lo largo de la vida, pero tienden a aparecer más frecuentemente a medida que envejecemos.

...

Tratamientos y comentarios médicos

¿Cómo nos deshacemos de las miodesopsias? La manera más efectiva, según los expertos en el área, es mirar hacia direcciones opuestas en intervalos lentos, ya que las miodepsias se forman por el movimiento brusco, y un proceso relajado de observación de un objeto en particular permitirá que el fluido vítreo vuelva a su estado neutro.

Otros procesos más extremos, como la vitrectomía y la vitreólisis, también son recomendados, pero si las molestias son muy frecuentes.

Es importante destacar que hay muchos casos de filamentos que no parecen retirarse jamás. Estos casos se diferencian ya que no provienen del fluido vítreo, sino de la bursa premacular, y no pueden ser tratados por los médicos ya que los filamentos son muy pequeños y, para colmo, tienden a aparecer en personas mayores de edad.


Ojocientífico.com 04/05/14