.....Ojocientífico.com 03/08//13

Además de los terremotos, los huracanes y los tsunamis, otra de las catástrofes naturales capaces de causar el mayor daño sobre la vida en la Tierra son los volcanes. En el transcurso de los años, la humanidad ha sido testigo de como las erupciones volcánicas provocan complicaciones que le paralizan la vida a millones de personas. Por estas razones es que tanto hemos hablado acerca de los volcanes. En esta ocasión te invito a conocer qué son las erupciones volcánicas en sí.

Los volcanes y sus erupciones

Básicamente sabemos que en una erupción lo que sucede es que la lava emerge del centro de la Tierra a través de un volcán. La explicación es más que válida, pero propongámonos pensar un poco más acerca de lo qué son las erupciones volcánicas desde un punto de vista geológico y técnico, lo cual aclarará bastante la cuestión.

Definamos primero qué es un volcán. Según la RAE, un volcán es:
“Abertura en la tierra, y más comúnmente en una montaña, por donde salen de tiempo en tiempo humo, llamas y materias encendidas o derretidas”.

Los volcanes conectan directamente la superficie terrestre (la corteza sólida de la Tierra) con sus niveles más profundos. Así, cuando se desarrollan determinados procesos naturales de nuestro planeta, ocurren las erupciones volcánicas. Las mismas consisten en la expulsión por el cráter volcánico de magma (roca fundida) en forma de lava y gases que emergen desde el interior de la Tierra.

La erupción de un volcán

En cuanto a las erupciones volcánicas, para que ocurran es necesario que exista presión del magma subterráneo en una cámara de magma conectada con el cráter volcánico y ubicada en la Litósfera, donde el mismo se acumula. Esta presión debe ser suficiente como para que el magma se dispare hacia el cráter volcánico.

Cuando esta cámara se llena por completo, la intensidad y el tiempo de erupción depende del agua, los gases y del óxido de silicio presentes en la cámara. Por ejemplo, una cámara con poca agua y mucho óxido de silicio produce una lava viscosa y pastosa; mucha agua y poco sílice produce lava líquida que emerge en forma de fuente; y mucha agua y mucho óxido de sílice produce una explosión.

La lava no es otra cosa que el magma, solo que cuando alcanza la superficie terrestre se lo llama lava. Tras millones de años, la lava se transforma en rocas y las rocas volcánicas como el sílice o la obsidiana se caracterizan por tener una fractura muy vitrosa, lo cual le permitió al hombre prehistórico fabricar sus herramientas con ellas.

Recordemos que los volcanes se clasifican en:

Volcanes activos: Que entran en actividad eruptiva.
Volcanes durmientes o en letargo: Los que mantienen signos de actividad y que han erupcionado de forma esporádica.
Volcanes extintos. Los que estuvieron activos hace millones de años pero difícilmente se reactiven en el futuro.


Si deseas aprender más acerca de los volcanes, te recomiendo echarle un vistazo a este vídeo acerca de las erupciones más importantes que se registraron a lo largo de la historia:

YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.