Una gran mancha verde aparece junto a Bangkok en la foto tomada por un astronauta desde la ISS (Gregory Reid Wiseman)

«Bangkok es la ciudad que brilla. ¿Las luces verdes fuera de la ciudad? Ni idea...» Gregory Reid Wiseman, miembro de la actual tripulación de la Estación Espacial Internacional (ISS), publicaba este desconcertante tuit en su cuenta de la red social de micromensajes acompañado de la fotografía que puede verse sobre estas líneas. ¿Qué es ese gran manchurrón verde fosforescente que parece flotar junto a la costa? ¿Contaminación? ¿Un fenómeno meteorológico desconocido? ¿Algas bioluminiscentes?

En realidad, el astronauta no debería estar tan sorprendido, ya que no es la primera vez que algo semejante se ve desde el espacio. Según explican en la web Universe Today, el misterio puede tener una respuesta en la iluminación de los barcos de pesca, que utilizan brillantes luces verdes tipo LED para atraer a los calamares y al plancton. El calamar sigue a sus presas hacia la superficie, donde son más fáciles de pescar. Las embarcaciones pueden llevar más de un centenar de estas lámparas y generar hasta 300 kilovatios de luz por barco.

Vistas desde la órbita de la Tierra, y por increíble que parezca, las luces de los pesqueros pueden rivalizar con las de las grandes ciudades. Esto es lo que ocurrió cuando, en diciembre de 2012, el Centro Nacional de Datos Geofísicos de la Administración Nacional de los Océanos y la Atmósfera de EE.UU. (NOAA) y el Observatorio Terrestre de la NASA dieron a conocer un nuevo mapa nocturno de la Tierra con una resolución sin precedentes. El satélite detectó una «ciudad de luz» el medio del Océano Atlántico Sur, a unos 500 kilómetros mar adentro de la costa argentina. Allí no existían asentamientos humanos ni incendios ni pozos de gas. Resultó ser la potentísima iluminación empleada por los pescadores.


abc.es 19/08/2014