Todas las legumbres son ricas portadoras de nutrientes de diferente índole. No hay vitamina que se les resista, mineral que no sepan contener, aporte calórico que no quieran rebajar y beneficio que no puedan mantener. Pero, aun sabiendo que todas las legumbres van a ayudarte con tu salud, unas te irán mejor que otras según los niveles de nutrientes que quieras aumentar.

Todos tenemos que comer de todas las legumbres, bien sean lentejas, garbanzos, judías. Nos gusten más o menos, pero no podemos negarte la mayor: si quieres tener más hierro tendrás que repetir platos de una determinada legumbre y si quieres bajar el colesterol, comerás de otra distinta.

Para recargar las pilas, derrochar energía y evitar que el ritmo decaiga esta claro que las lentejas nos van a hacer la cobertura. Su contenido en hierro las hace fundamentales para reírnos, la próxima vez, de los análisis rutinarios. Uno de los minerales fundamentales para el correcto funcionamiento del cuerpo queda potenciado a su máxima potencia. Además, contienen selenio (protege de los radicales libres) y son muy recomendables para reducir la hipertensión arterial.

Los garbanzos, por su parte, son ricos en fibra. Si eres de los que asimila la fibra como el agua que entra en tu cuerpo, comer un potaje o ensalada de garbanzos con frecuencia te ayudará a eliminar toxinas y a sentirte más ligero en tus movimientos.

¿Te gusta hacer deporte? Qué tendrá que ver el deporte con las legumbre, te estarás preguntado. Mucho, es nuestra respuesta. A las personas que hacen mucho deporte se les recomienda comer judías blancas por la energía que aportan. También mejoran el tránsito intestinal y protegen el sistema inmunitario con sus minerales.

¿Y las habas? ¿Te gustan? Intentan que sí lo hagan. Eliminarás líquidos con cada mordisco si además las acompañas con grandes dosis de agua. También son antioxidantes y no tendrás que preocuparte por la edad, al menos no tanto.

tapasmagazine.es / CRISTINA ROMERO


¿Qué legumbre te beneficia más?