El planeta esconde muchísimos secretos gracias a su vasta dimensión. Aunque los seres humanos hemos investigado muchos lugares, hay otros tantos a los que no hemos podido llegar y que aún ocultan muchas maravillas.

Los océanos son espacios llenos de vida y fenómenos naturales. A pesar de que es uno de los ecosistemas más estudiados, se estima que sólo se ha explorado el 5% de ellos, mientras que el otro 95% es incierto.

Esta vez las profundidades de las islas Salomón en Oceanía, hogar del volcán submarino Kavachi, fueron el punto de encuentro entre maravillosas criaturas y el equipo del ingeniero oceánico Brennan Phillips. Este coloso, ubicado en el suroeste del océano Pacífico, es uno de los volcanes submarinos con mayor actividad en la zona desde su primera erupción en 1939.

El volcán Kavachi, además de albergar magma (una mezcla de lava y gases producidos en el interior de la Tierra) sorprendió al equipo de exploradores con la presencia de tiburones. ¡Sí, tiburones cabeza de martillo en el cráter de un volcán!


Hasta ahora se creía que estos animales marinos sólo vivían en la profundidad de los océanos y que a veces visitan las costas de Australia, California, Florida y el golfo de México debido a la calidez del agua. Incluso se encontraron algunos especímenes en aguas frías como las de Alaska, pero jamás en el cráter de un volcán.

La cumbre del coloso de fuego está a tan sólo 20 metros de la superficie del mar. En el video tomado por los exploradores se puede apreciar que el agua se empieza a calentar conforme la cámara del equipo desciende, hasta llegar a una profundidad de 45 metros. Es a esa distancia donde el cráter fue encontrado y las criaturas marinas comenzaron a observarse.
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.
Los peces que aparecen en la grabación son rayas sixgill y tiburones cabeza de martillo, dos especies que pesan entre los 84 y los 190 kilos cuando son adultos. Son encontrados comúnmente en la superficie de los océanos, pero este caso demostró que también se encuentran en profundidades de más de 40 metros.

El descubrimiento de este equipo abrió muchas y nuevas preguntas sobre los hábitats en los cuáles se pueden encontrar más tiburones, además de ampliar las capacidades de supervivencia en zonas que no se creían aptas para ellos.

vix.com / María Fernanda Sánchez, 02 julio 2019

¿Qué hace un grupo de tiburones dentro de un volcán activo? Los investigadores están asombrados