Intel, la empresa líder en fabricación de CPUs ha cambiado su método de desarrollo de procesadores. Abandonan una era, conocida como “tick-tock”, para pasar a la creación de procesadores de 10 nanómetros.

El cambio es debido a la dificultad de fabricar pistas de silicio de 20 nanómetros de ancho. Esta vez el proceso constará de 3 fases en las que la mejora e innovación serán menores debido a su corta duración.

De esta manera, pasan a un modelo de negocio anual en el que habrá un mayor número de actualizaciones de los procesadores, pero una menor diferencia de potencial entre cada nueva generación.

Se acabó el “tick-tock”

El “tick-tock” es como se denominaba al proceso de desarrollo de los procesadores. Durante los años “tick”, el gigante de los chips mejoraba su tecnología de fabricación para hacer circuitos más pequeños (sus últimos chips, por ejemplo, el ciclo de “tick” reduce la anchura de los circuitos de las de 22 a 14 nanómetros)

Durante años “tock”, se utiliza el mismo tamaño de circuito y la técnica de fabricación, pero cambia el microcódigo, a menudo drásticamente, para hacer chips más rápidos y más eficientes energéticamente.

Los 10 nanómetros llegarán anualmente

Mientras que Intel dijo que los últimos chips de 14 nanómetros estaban en un “ciclo de 2,5 años,” ahora planea introducir tres chips de 10 nanómetros diferentes anualmente. Con el PAO de tres pasos, que ralentiza el ritmo de la innovación mediante la eficacia de un tercio, es decir, los consumidores tendrán que esperar un año más antes de ver mejoras significativas de velocidad.

En el tercer año del ciclo de vida de un chip es probable que se vean mejoras de rendimiento más pequeñas, dando a los usuarios avanzados y los jugadores, que se han convertido clientes críticos, menos razones para actualizar.

Intel ha tenido que tomar esta decisión porque ya parece claro que estamos en los últimos años de la dominación del silicio. Los investigadores llevan ya un tiempo buscando

El silicio ha llegado al límite

Todos los materiales tienen límites en todos los sentidos, y el silicio no iba a ser una excepción. Hemos tardado más de medio siglo en explotar al máximo el silicio, pero ya va siendo hora de despedirse de él y jubilarlo. “¿Por qué?”, os preguntareis. Debido al efecto túnel.

Este fenómeno físico sucede en los procesadores cuando los transistores están tan juntos unos de otros que los electrones van saltando entre ellos cuando no deberían, provocando errores.


Por tanto, los transistores de silicio no se pueden hacer más pequeños y debido a ello, no se puede conseguir más potencia más allá de ese limite de transistores en un espacio determinado.

El grafeno y los ordenadores cuánticos: El futuro de la computación

Por supuesto, las empresas punteras saben de este problema desde hace años y por ello están desarrollando sustitutos para el más que veterano silicio. El más prometedor candidato y el que con más seguridad veremos a corto plazo es el grafeno. Seguro que a estas alturas no hace falta comentaros las increibles propiedades de este material, que está revolucionando, no solo la informática, sino muchos más sectores industriales.


La estructura del grafeno lo hace perfecto para la informática. Es transparente, tiene menor efecto Joule, por lo que se calienta mucho menos al conducir electrones y más rápido. Se autorepara y genera electricidad al ser alcanzado por la luz. Y por medio de impurezas puede modificarse su comportamiento. ¿Necesitamos algo más?

Por otro lado tenemos los ordenadores cuánticos, que basan su funcionamiento en la física cuántica. Utilizan los qubits para el transporte y almacenamiento de información y son increíblemente rápidos, pero para hacerlos funcionar hace falta enfriar los electrones hasta el cero absoluto (0ºK o -273ºC) lo cual presenta grandes problemas con la tecnología actual.
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.
Además de que están en pañales como los de silicio en su nacimiento. Son del tamaño de una habitación entera y no son nada baratos, pero ya han conseguido superar en potencia a los actuales procesadores.

¿Qué pensáis vosotros? ¿Sabeis de otras formas de mejorar la computación? Dejadnos vuestras opiniones en los comentarios.

omicrono.com / Federico Pardo García 27/03/16

Intel renueva su receta y abandona el "tick-tock"