Ojocientífico.com 20/02/13

En ocasiones los niños nos hacen preguntas, que si bien pueden parecer muy obvias y sencillas, no siempre sabemos cómo responderlas claramente. ¿Por qué son cuatro las estaciones del año? es una interesante pregunta, que generalmente los niños hacen, ya que el ciclo de las estaciones es realmente importante para saber cómo funciona nuestra planeta; por ello hoy te ayudamos a contestarla.

¿Por qué tenemos estaciones?

En general, muchos creemos que las cuatro estaciones se deben a la distancia que existe entre la Tierra y el Sol, cuando la primera gira sobre su órbita. Sin embargo, esto no es del todo cierto; en realidad, las estaciones están producidas por la inclinación del eje de la Tierra, que es de 23,5 grados. Debemos tener en cuenta que la Tierra hace movimientos de traslación -alrededor del sol en una órbita elíptica- y de rotación -sobre su eje-. A medida que la Tierra gira en torno al Sol, y al tiempo que su eje está inclinado, la luz del astro llega al planeta en diferentes grados y por eso tenemos diferentes estaciones alrededor del mundo.

La inclinación es mayor en el hemisferio norte en junio y por eso en ese momento allí es verano. De esta forma, en el hemisferio sur los rayos del sol están más bajos que en el norte, por lo cual se encuentran en el solsticio de invierno.

Además de los solsticios de invierno y verano, están los equinoccios de otoño y primavera. Estos son los días determinados que delimitan las cuatro estaciones del año. El solsticio es cuando el sol se encuentra en su punto más alto o más bajo en el hemisferio y a partir de ese día, las jornadas de luz solar son más largas o más cortas.

Por su parte, los equinoccios son los días en que el eje de la Tierra está lo más recto posible y los rayos del Sol caen sobre el Ecuador. Mientras que en un hemisferio es primavera, en el otro será otoño, y por tanto, habrá un clima más fresco aunque moderado. Esto se debe a la inclinación del planeta y la órbita elíptica alrededor del Sol.

Sitios sin cuatro estaciones

Es cierto que no en todos los países tenemos invierno, verano, primavera y otoño. Eso se da sobre todo en los trópicos, que son las zonas que están más en el centro el mundo, y por tanto la incidencia del sol allí es diferente.

Allí, los cambios entre estaciones no son tan notorios como en el hemisferio norte y sur, sin embargo, existe un claro indicador: el cinturón de lluvia tropical. Este cinturón cambia del norte al sur de los trópicos, dando dos estaciones principales: la estación seca y la húmeda.