Los acantilados de Dover están sobre la costa británica del Canal de la Mancha, son elevaciones de hasta 100 metros sobre el nivel del mar, con un característico y llamativo color blanco. Su ubicación resultó estratégica para Inglaterra durante los períodos de guerra, especialmente antes de que se pueda acceder a Europa por avión.

Hoy en día el principal atractivo de estos acantilados es turístico, estas impresionantes paredes blancas, que pueden verse desde la costa francesa, convocan miles de turistas durante todo el año. Pero ¿por qué son blancos? Vamos a averiguarlo…


.....

Sedimentación de algas

El motivo por el cual los acantilados de Dover son blancos es la sedimentación, durante millones de años, de restos fósiles de algas unicelulares conocidas como cocolítóforos. Los cocolitóforos se fueron asentando en el lecho marino y con el paso del tiempo los movimientos geológicos dejaron al descubierto estos sedimentos, que son principalmente carbonato de calcio.

Los acantilados se mantienen blancos gracias a que su erosión natural no es evitada. En aquellas zonas donde se erigen estructuras artificiales -como el puerto de Dover- los acantilados pierden su color blanco y permiten la expansión de la vegetación.

Permanente peligro de derrumbe

.....

De vez en cuando se desprende parte del sedimento, y caen al mar toneladas de tiza. Esto sucede porque el suelo es muy permeable, y el agua de lluvia que penetra, al congelarse se expande y provoca el movimiento que causa el colapso.

El desprendimiento más reciente fue en el año 2012. Aproximadamente 100.000 toneladas de tiza cayeron al agua desde unos 300 pies, que son aproximadamente 91 metros. Mira este increíble video, con tomas aéreas de la zona del colapso.

YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.

batanga.com 16/09/14