...Te tiene que haber sucedido. Estuviste mucho tiempo despierto, estudiando, leyendo, viendo televisión o haciendo deporte, te cansaste mucho y, conjuntamente, comienzas a notar como si a los párpados cada vez les costara más mantenerse en su forma original.

Dicho de otro modo, estás tan cansado que se te caen los párpados y sientes que no puedes dejar de pestañear. ¿Te has preguntado a qué se debe o cómo sucede esto a nivel fisiológico? Pues hoy voy a enseñarte brevemente por qué cuando estamos cansados se nos cierran los ojos.

¿Cómo nos afecta el cansancio?

¿Recuerdas la última vez que saliste a correr o que hiciste un poco de deporte? Muy bien. ¿Recuerdas cómo te sentías después? Es decir, ¿cómo terminaste aquél día, a la hora de ir a dormir?

Bueno, si no lo recuerdas, te lo contaré yo mismo, desde mi experiencia, ya que el pasado fin de semana jugué un pequeño partido de fútbol con mis amigos, después de darme cuenta de que me había pasado prácticamente dos meses enteros sentado frente a la computadora, sin ejercitar más que los dedos. Sentía que los músculos realmente se me partían al medio, ¡no podía salir de la cama! Y cuando aquella noche me acosté, dormí tan profundamente que me llevó una hora entera levantarme. Estaba en peso muerto.

¿Qué tiene que ver el pésimo estado físico de este tipo con la premisa del artículo? Seguramente estarás preguntándote. Bueno, lo que sucede es que con los párpados ocurre prácticamente lo mismo.

Como bien sabes, los párpados están sujetados por músculos que los hacen abrir y cerrar para cubrir el globo ocular. Ese pequeño músculo también es susceptible al cansancio, es decir, a sufrir una fatiga muscular, algo que puedes comprobar si te atreves a llevar a cabo la aburrida y abrumadora tarea de contar cuántas veces por día pestañeas.

Ese trajín diario hace que los músculos de los párpados se cansen mucho y, de hecho, aun más cuando se trata de actividades que desarrollamos frente a la PC, el televisor, la lectura y la falta de sueño. Todo esto contribuye a que tus músculos se vayan cansando y en forma proporcional a lo cansado que te sientes, los párpados también se cansan a la par, resultando en unos párpados pesados que no se levantan... ni con una grúa.

Pensemos en que además algunos factores extra pueden contribuir a que esto ocurra. Sorprendentemente, un ejemplo puede ser el exceso de grasa en los párpados, además de enfermedades o desórdenes musculares e incluso la administración de determinados medicamentos, algunos de los cuales también pueden afectar el sostenimiento de los párpados. Sin dudas, el factor más influyente es el cansancio y la fatiga muscular.

Otras razones por las que se nos caen los párpados

Pensemos en que además algunos factores extra pueden contribuir a que esto ocurra. Sorprendentemente, un ejemplo puede ser el exceso de grasa en los párpados, además de enfermedades o desórdenes musculares e incluso la administración de determinados medicamentos, algunos de los cuales también pueden afectar el sostenimiento de los párpados. Sin dudas, el factor más influyente es el cansancio y la fatiga muscular.

ojocientífico.com 18/03/14