Cuando alguien ríe sin parar, escandalosamente y sin poder contenerse, se dice habitualmente que está ‘desternillándose de risa’.

El motivo por el que se usa el término ‘desternillar‘ es debido a que antiguamente se tenía la creencia que cuando alguien se reía de esa manera podría acabar con las ‘ternillas’ de la mandíbula rotas o ésta desencajada.

Las ternillas son cartílagos que se encuentran repartidos por la mandíbula, entre ellos en la zona que une ésta con el hueso temporal del cráneo (cartílagos articulares), y el hecho de reír escandalosamente realizando bruscos movimientos de la mandíbula (o abriendo en exceso la boca) puede provocar molestias/dolor en las ternillas.

Cabe destacar que algunas personas utilizan erróneamente el término ‘destornillarse de risa’, pero nada tienen que ver los ‘tornillos’ (que no los hay de una manera natural en una mandíbula) con las ternillas.




20minutos.es / Por Alfred López 29 de julio de 2015

¿Por qué a reírse a carcajadas se le llama