..... ¿Alguna vez te has preguntado por qué no recuerdas tus primeros años de vida? Esta falta de recuerdos se debe a un fenómeno denominado 'amnesia infantil'. Se trata de un proceso adaptativo para eliminar información innecesaria y guardar la importante.

¿Cuál es el primer recuerdo de tu vida? Probablemente el primer día de colegio, la primera vez que fuiste a la playa o simplemente recuerdas una época pero no un momento concreto. Recordar los cumpleaños, los veranos de nuestra infancia o las excursiones del colegio es lo más habitual en todo ser humano, pero alguna vez te habrás preguntado el porqué de no tener recuerdos de cuando eras un bebé.

El hecho de que nadie tenga recuerdos de antes de los tres años aproximadamente se ha denominado como 'amnesia infantil' y se trata de un fenómeno por el cual los adultos son incapaces de recordar pensamientos o situaciones de cuando tenían 6 o 18 meses de vida.

De esa etapa de la infancia se poseen escasos recuerdos a pesar de que el cerebro está tremendamente activo en esos años, momento en el que la capacidad de aprendizaje y de retención de información es muy elevada.

Según una investigación llevada a cabo por Sheena A. Josselyn y Paul W. Frankland, de la Universidad de Toronto, llamada Infantile amnesia: A neurogenic hypothesis, la amnesia infantil posee dos fases.

La primera transcurre hasta los 2 o 3 años de vida, de la cual apenas recordamos nada, y una segunda entre los 3 y los 7 años, de la que sí poseemos recuerdos, pero nuestra memoria la presenta "llena de agujeros".

Siguiendo con la teoría de Frankland y Josselyn, animales como los ratones y los monos también olvidan su infancia temprana.

Esta falta de recuerdos se debería a que el rápido crecimiento de muchas neuronas nuevas en el cerebro que se da durante la infancia interrumpe los circuitos cerebrales y bloquea el acceso a los viejos recuerdos.

Los niños pequeños también tienen subdesarrollada la corteza prefrontal, otra región del cerebro que codifica recuerdos, así que la amnesia infantil podría ser el resultado de una combinación de estos dos factores.

Pero esta amnesia infantil no se considera algo malo, ya que la degradación que se produce de la memoria en esta etapa de la vida es un proceso adaptativo, es decir, proporciona un mecanismo estable para eliminar información. Un proceso eficiente de olvido "limpia" el hipocampo, haciendo espacio para guardar la información importante y reduciendo las interferencias.

Esta habilidad para bloquear la información irrelevante reduce las demandas a las que ha de dar contestación el cerebro cuando se trata de recuperar información importante.

Qué.es 19 de junio de 2015


Por qué no tenemos recuerdos de cuando éramos bebés