Seguro que alguna vez te has preguntado por qué los quesos huelen a pies... y viceversa. Un olor, por cierto, muy desagradable para algunos.

¿Qué tienen en común quesos y pies para despedir ese intenso e inconfundible olor? Es cierto que algunos quesos, como algunos pies, huelen más y peor que otros. Pero dejando a un lado denominaciones de origen y cuestiones de higiene, ese olor tiene explicación.

En general, todos los olores que percibimos tienen que son sustancias químicas que se volatilizan. Aunque no todas estas sustancias nos provocan la sensación de olor, sí que hay algunas que lo hacen intensamente, aunque algunas personas sean más sensibles que otras. Ni que decir tiene que si pies y queso presentan un 'aroma' a veces similar es porque comparten química...

¿Cuáles son esas sustancias?

Como explican en el blog Gominolas de Petróleo, la clave está en algunos de los micoorganismos que se encuentran en la piel de nuestros pies, al calor de la pisada, y que se encargan de la metabolización de proteínas, lípidos, o bien de las toxinas que eliminanos por el sudor (sí, sudor de pies). Pues bien, entre ellos se encuentran el Brevibacterium linens, el Staphyloccocus epidermidis y variedades del género Propionibacterium.

La cuestión es que estos mismos bichitos participan en el proceso de maduración de algunos de los quesos más olorosos... Además, aunque el olor de los quesos, depende la flora bacteriana y ésta es diferente en cada tipo de queso, normalmente expelen más 'perfume' aquellos cuya maduración lleva más tiempo (los 'bichitos' han comido más...).

Asimismo, los pies que más huelen son los que llevan más tiempo sin lavarse: esas bacterias se van acumulando, junto con los desperdicios que genera el festín que se dan en nuestros pies.

Qué.es 25 de junio de 2015

¿Por qué los quesos huelen a pies?