...Quo.es 12/04/13

Hay varias razones. La primera es que, si se lanzaran de frente, la inercia de la bombona de oxígeno podría golpearles en el cuello, la cabeza o la espalda. Si se arrojaran de cabeza, como un nadador cualquiera, el primer impacto lo recibiría la cara, y así, la boquilla de respiración y la máscara podrían salirse. Eso obligaría a salir de nuevo a superficie para recolocarse todo el equipo. Aun así, si la zona de inmersión es poco profunda o desconocida, se aconseja tirarse de pie o sentados, para estar más “orientados” si se topan con obstáculos.