Cráter Barringer (Arizona)

Quo.es

Porque la Tierra tiene atmósfera, y Marte y la Luna, no. Esos cráteres son en un 90% huellas de impactos de meteoritos, y nuestro planeta también los ha sufrido. Pero la Tierra cuenta con eso que los geólogos llaman “agentes de modelado externo”, es decir, vientos, lluvia, nieve... y demás fenómenos meteorológicos (aparte del mar) que van suavizando esas huellas. Aun así, en la Tierra aún se pueden observar grandes cráteres, como el Barringer, en Arizona.