Viajar en avión es cada vez más común, pero hasta el viajero más avezado,se pone nervioso cuando la aeronave comienza a sacudirse durante el vuelo. Las turbulencias son normales durante los vuelos en avión, pero no por ello dejan de ponernos nerviosos y, si son intensas, asustarnos. Hoy, vamos a contarles por qué ocurren las turbulencias al volar en avión.

¿Qué son las turbulencias?

Las turbulencias son algo normal que se experimenta en casi cualquier vuelo, tal como pasar por encima de un bache en el pavimento cuando viajas en automóvil, pero eso no deja de asustar a los pasajeros.

Estos movimientos generalmente están causados por el clima y la forma en que se mueven los vientos en el aire. Tormentas, bolsillos de aire, tipos de nubes y presencia de montañas, marcan las posibilidades de sufrir turbulencias, ya que la atmósfera que rodea al avión, cambia.


Si bien la causas de las turbulencias van con eventos meteorológicos, existen diferentes tipos de turbulencias y, las más comunes son:


• Turbulencia de aire claro: el aire fluye en dirección horizontal y las corrientes suelen ser cortas y no muy anchas. Cuando se llega al fin de un flujo de aire y se entra a otro más lento, se producen turbulencia de aire claro.

• Estela turbulenta: este tipo de turbulencias ocurre cuando el avión entra a una masa o bolsa de aire que gira alrededor de si misma. Puede ser provocada por el clima o por una inestabilidad causada por un fenómeno puntual.

En general, el tiempo máximo que puede durar una turbulencia está entre 10 y 15 minutos, y el avión sufrirá alguna cada cierta cantidad de horas. Existen ciertas rutas aéreas que, por sus características, están más expuestas a las turbulencias.

¿Son peligrosas las turbulencias?


Las turbulencias se clasifican según su intensidad y, en base a esta, la tripulación sabe cómo proceder. Las hay leves, moderadas o severas. En las leves, el piloto encenderá la señal de abrochar cinturones, mientras que en las moderadas toda la tripulación vuelve a sus asientos. Si se llega a una turbulencia seria, puede ser que caigan las mascaras de oxigeno.

Las turbulencias, cualquiera sea su grado, rara vez se convierten en un problema, ya que el piloto está entrenado para actuar ante ellas. Si sientes que el avión sube, baja o aumenta la velocidad de manera algo brusca, es porque el piloto está saliendo del área de turbulencias.

Desde la torre de control u otros aviones que sobrevuelan la zona o ruta se van avisando de las características atmosféricas, así el piloto sabe exactamente con lo que se va a encontrar, por lo que está preparado.

El mayor peligro que pueden tener las turbulencias está en el pánico de la gente y en quienes no siguen las instrucciones de la tripulación.

Si una turbulencia es fuerte y los objetos no están bien asegurados en los contenedores sobre los asientos, podrían caer y herir a alguien, no por nada la tripulación los revisa antes de despegar, pero si un un pasajero los abrió durante el vuelo, pueden no haber quedado bien cerrados.

Siéntate, mantén la calma y quédate tranquilo; la turbulencia pasará y llegarás a destino sin problemas. A lo más, tendrás una buena historia que contar a tu familia y amigos.

Ojocientífico.com 13/07/14