.....Si se sienta en el banco de un parque de cualquier ciudad y echa un vistazo a las palomas que se mueven alrededor, se dará cuenta de que, probablemente, la mayoría luce un plumaje oscuro y son pocas las aves con plumas blancas o cremas. Investigadores de la Universidad Pierre y Marie Curie en París explican en la revista Current Biology que esto puede deberse a que los pigmentos de las plumas de las palomas negras o marrones les ayudan a eliminar con más facilidad los metales pesados de su torrente sanguíneo, lo que les facilita su supervivencia en las áreas urbanas contaminadas.

El pigmento melanina, en su forma más común, proporciona un color negro y marrón en la piel, las plumas y el pelo. También ayuda a las aves a eliminar metales pesados de su cuerpo como el zinc y el plomo, que pueden provocar que pongan menos huevos y reducen la fertilidad masculina.

De esta forma, el pigmento podría dar a los pájaros oscuros una ventaja evolutiva sobre los individuos de color claro que no se pueden desintoxicar de la forma más eficaz. Generación tras generación, las aves oscuras tendrían más crías que las aves claras, lo que incrementaría su proporción dentro de la población.

Según explica la revista Science en su web, los investigadores capturaron 97 palomas en libertad (Columba livia) en los suburbios de París y las mantuvieron en jaulas al aire libre durante un año, alimentándolas con una dieta de maíz, trigo y guisantes. Los investigadores midieron la concentración de plomo y zinc en dos grandes plumas extraídas de las alas de cada pájaro cuando fueron capturados, y luego hicieron lo mismo un año más tarde con las plumas de repuesto que habían crecido en el mismo folículo.

Durante el año en cautividad, los niveles de zinc en sus plumas cayeron de un promedio inicial de 328 partes por millón a 89. Las palomas oscuras tenían mayores concentraciones de zinc en las plumas, lo que sugiere que cuando son alimentadas con la misma dieta y alojadas en las mismas condiciones, las aves más oscuras eliminan más zinc y posiblemente otros metales pesados nocivos.

Encerrados en las plumas y fuera de la circulación sanguínea , los metales pesados tienen muchas menos posibilidades de afectar a la salud de las aves.

Abc.es 27/03/2014