20minutos.es 08/08/13

Posiblemente habrás utilizado en más de una ocasión un pegamento de esos que se anuncian como pegalotodo, el más común de los cuales se comercializa bajo el nombre de Super Glue. Nada más abrirlo y poner unas gotas sobre cualquier superficie podemos observar que se solidifica al instante.

Pero, si lo pega todo ¿cómo es que no se pega en el interior del envase?

Pues muy sencillo, no lo hace debido a que el pegamento, para cumplir su función, necesita un componente que lo active: la humedad. Dentro del tubo no la hay, pero al abrirlo y entrar en contacto con la humedad del aire (o de otros componentes como las superficies a pegar o incluso la misma humedad de los dedos) se activan las moléculas que hacen posible que se convierta en adhesivo.

El inventor del Super Glue fue Harry Coover, quien trabajando en materiales plásticos para fabricar miras telescópicas para los fusiles, durante la Segunda Guerra Mundial, se topó con el cianocrilato, componente principal de este tipo de adhesivos inmediatos.