El desayuno es la comida más importante del día. Llevamos oyéndolo toda la vida. Desayunar supone romper el ayuno tras las horas de sueño y saltarse esta comida puede provocar complicaciones en nuestra salud.


...
Qué.es 12 de octubre de 2013


Sabemos que desayunar es importante para tener energía toda la jornada e incluso los nutricionistas aconsejan que esta sea la comida más fuerte. Pero, ¿sabemos por qué?

El desayuno es la primera ingesta de energía de la jornada. Para que sea nutritiva y equilibrada, los expertos recomiendan que sea variada. Debe contener lácteos, cereales, pan y frutas variadas. Sólo de esta manera supondrá un aporte importante de vitaminas, zinc, calcio y hierro.

El cuerpo podrá funcionar con eficiencia y el ritmo del metabolismo se acelerará. Una de las consecuencias de un desayuno completo es que nos mejorará el estado de ánimo, el grado de atención e incluso la capacidad para realizar diferentes trabajos.

Se ha comprobado que cuando el cuerpo se expone a largos periodos de tiempo sin comer, se ve afectado por un déficit de glucosa. Y entonces, el organismo trata de conseguir energía por caminos menos saludables, utilizando grasa. Está demostrado que las personas que no desayunan tienden a ingerir más cantidad de comida rápida. Ambos factores unidos pueden generar problemas coronarios, obesidad o colesterol.