¿Nunca te preguntaste por qué los hombres tienen el dedo anular más largo que el índice y en las mujeres ocurre exactamente lo contrario? Los estudios que han vinculado el tamaño de los dedos con aspectos orgánicos, biológicos y de la personalidad de las personas se cuentan por decenas, pero un equipo de biólogos de la Universidad de Florida ha indagado más en profundidad.


Una mano masculina (izquierda) y una femenina

La importancia de las hormonas

En este caso, los investigadores revelaron que la dimensión de los dedos de la mano, tanto en hombres como en mujeres, tiene su raíz en la proporción de hormonas sexuales que desempeñan su función durante la misma etapa embrionaria. Nos referimos a la testosterona y el estrógeno.

¿Pero qué tipo de influencia biológica ejercen estas dos hormonas en hombres y mujeres?

Si afirmamos que el tamaño de nuestros dedos depende de la acción de la testosterona y estrógeno durante el desarrollo embrionario, la proporción de los dedos de nuestras manos está íntimamente relacionado con nuestra biología más manifiesta. Con ello, nos referimos a la cantidad de espermatozoides en los varones, los niveles de agresividad, la capacidad para el desempeño musical y el éxito en los deportes, entre otras capacidades.

Pero cuidado… la influencia de estas hormonas también inciden en algunas patologías de importancia en la etapa adulta, como el autismo, la depresión y el cáncer, entre otras.

El largo del dedo según las hormonas

Uno de los coautores del estudio, Martin Cohn, destacó el valor de saber a qué señales estuvimos expuestos dentro del vientre materno, a partir del simple tamaño de nuestros dedos. Asimismo, estableció una relación no menos relevante entre las muchas enfermedades de hoy que tienen un origen fetal.

A partir de esto, el científico cree que el nuevo estudio hormonal y su relación con el tamaño de los dedos en hombres y mujeres, puede ayudar en gran medida a conocer y tratar con más efectividad dichas enfermedades.

El equipo del que formó parte Cohn comprobó cómo al manipular los niveles de hormonas sexuales –específicamente andrógenos– en el embrión de un ratón de laboratorio, esto se traducía en una mayor longitud del cuarto dedo de sus patas. Pero la prueba también mostró que la influencia hormonal determina en gran medida la velocidad en que se dividen las células que conforman la estructura ósea.

Desde tiempos inmemoriales, las diferentes culturas han atribuido diversas asociaciones relacionadas al dedo anular, pero sin duda la más extendida y enigmática es la connotación sexual del mismo. La longitud del dedo anular del hombre se relaciona directamente con la virilidad y la fertilidad masculina.

Ojocientífico.com 06/03/14