20minutos.es

Seguro que en más de una ocasión escuchando las noticias habéis observado como el periodista informaba sobre una pelea que se armó en un evento deportivo (partido de fútbol, baloncesto…) y se ha referido a ella como ‘tangana’.

El origen del uso del término tangana como sinónimo de pelea o follón podemos encontrarlo en el ‘chito’, un juego muy extendido en España y cuyo orígenes se remontan al siglo XIII. (El juego del chito tiene diversas modalidades a la hora de practicarse y es conocido a lo largo de toda la geografía con diversos nombres, pudiéndonos encontrar que, según el lugar, se le llame chito, tula, tuta, tanga, tángana, percho, tarusa…)

El chito consistía en lanzar un disco (habitualmente de hierro) o un tejo contra un cilindro de madera (llamado también tanga, tango o tángana) y que se encontraba situado en el interior de un círculo.

Los participantes apostaban unas monedas que eran colocadas sobre la tángana y lanzaban sus discos (o tejos) con la intención de derribarla, ganando las monedas que más cerca quedaban de su pieza lanzada.

Era entonces cuando en más de una ocasión los diferentes jugadores no se ponían de acuerdo de cuál de los tejos era el que se encontraba más cerca de las monedas y quién debía ser el ganador, por lo que con bastante frecuencia comenzaba un alboroto y pelea entre ellos que terminó conociéndose con el famoso ‘armarse una tangana’.