El día llegó: por fin podremos elegir si instalar actualizaciones de Windows 10 o no. Podremos actualizar cuando los ususarios queramos (o casi).


¿Qué os viene a la mente si os decimos la frase instalar actualizaciones de Windows 10? Que seguramente no la querréis instalar por la malísima fama que se han llevado desde los desastres de la October Update. La May Update 2019 está cada vez más cerca y trae bajo el brazo quizás una de las mejores ideas de Microsoft hasta la fecha.

Por fin el usuario podrá controlar el instalar actualizaciones o no en Windows. Por fin el usuario podrá elegir si queremos instalarla o no. Vale, hay algunas cosas a tener en cuenta, pero en definitiva por fin podremos evitar actualizaciones que nos dan dolores de cabeza.

Instalar actualizaciones de Windows dejará de ser un deporte de riesgo

Según adelantan medios como The Verge la May 2019 Update que vendrá, obviamente, en mayo incluye la función de darle poder de elección al usuario final. Cuando una actualización específica para nuestro equipo salte se nos notificará y no se instalará de forma automática, sino que nos dará a elegir instalarla o no.

Si declinamos hacerlo, podremos seguir usando la versión de Windows 10 que tenemos instalada y además seguir recibiendo actualizaciones de seguridad. Cuando pulsemos el botón de actualizar ya no tendremos que ver cómo se instala todo; ahora la actualización “gorda”, la que puede fastidiarnos el PC, se quedará parada antes de que nosotros hagamos cualquier cosa. Además, podremos pausar el recibir actualizaciones mensuales por un máximo de 35 días.

Hay varias cosas a tener en cuenta. Aunque la actualización nunca se instalará de forma automática (a no ser que tengamos configurado el sistema para que ocurra) si el sistema detecta que tu versión de Windows está cerca de quedarse sin soporte, actualizará automáticamente, queramos o no. Microsoft al fin ha admitido sus problemas con las actualizaciones, y han dicho lo siguiente:

“Aunque las actualizaciones periódicas son fundamentales para mantener la seguridad y el buen funcionamiento de los dispositivos modernos en un ecosistema diverso y dinámico, hemos escuchado comentarios claros de que el proceso de actualización de Windows en sí mismo puede ser perturbador, en particular, que los usuarios de Windows desearían tener más control cuando se produzcan las actualizaciones”.

Eso sí, queremos dejar claro que en ningún momento estamos alentando a nadie a no instalar actualizaciones. Entendemos que los problemas con la October han sido tales que el miedo ya no se va a ir tan fácilmente, pero actualizar no es la solución, ya que estaremos perdiendo nuevas funciones y ventajas en seguridad, quedándonos más expuestos. Lo que recomendamos desde Omicrono es esperar a que la actualización se testee por otros usuarios y cuando se confirme que no ha sido una nueva October Update 2, la Venganza, instalarla sin problemas.

omicrono.com / Manuel, 04 abril 2019

Por fin podremos evitar instalar actualizaciones de Windows 10