Es una rutina más a la hora de acomodarnos en el asiento de un avión: extraer el móvil y apagarlo (antes) o colocarlo en modo avión (hasta ahora). La cosa va a cambiar porque la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) ha dado luz verde al uso de dispositivos electrónicos portátiles –móviles, tabletas, e-readers, MP3 y ordenadores portátiles– dentro de los aviones sin necesidad de activar el "modo avión".

Las restricciones al uso de dispositivos electrónicos una vez se ha embarcado han disminuido desde 2013, cuando la EASA anunció que los pasajeros podían utilizarlos, siempre que hubieran activado el "modo avión", de tal forma que no transmitiesen señales durante el vuelo.

Ahora, la Agencia ha dado un paso más en su objetivo de equiparar el uso de dispositivos electrónicos a otros medios de transporte, como el tren, y ha permitido su empleo en los aviones, en cualquier fase del vuelo, sin necesidad de activar el "modo avión", como ha anunciado la EASA en un comunicado.

No obstante, este permiso ampara solo a las aerolíneas europeas que, a su vez, solo podrán permitir el uso libre de los dispositivos electrónicos después de pasar una serie de pruebas que garanticen que en ningún caso interferirán con los sistemas del propio avión.

De cualquier forma, y ante la duda, desde la EASA aconsejan comprobar en la web de la aerolínea si está permitido o no el uso de dispositivos electrónicos y de qué forma, al tiempo que han recordado que la "seguridad de todos es la prioridad", por lo que hay que seguir las indicaciones de la tripulación de abordo.

20minutos.es 05/10/14