El cineasta ha publicado en las redes sociales sentirse “muy triste” tras haber rodado las últimas escenas con Ian McKellen y Orlando Bloom para la trilogía de El Hobbit

Todo lo que empieza, acaba, y la trilogía de El Hobbit no es una excepción. Tras quince años, Peter Jackson se despide de Gandalf y Legolas, dos de los personajes más emblemáticos de El Señor de los Anillos que también participan en El Hobbit . El director compartió en su página oficial de Facebook, la fotografía en la que aparece con Ian McKellen y la acompañó de estas palabras: ”Hace pocos segundos, hemos terminado nuestra última secuencia con Gandalf. El final de una increíble aventura que comenzó en 1999. Ahora mismo me siento muy triste“.

La despedida del elfo más famoso llegó un día después. Jackson escribía: ”Un día después de decir adiós a Gandalf y Turiel, es hora de despedir a Legolas. ¡Qué gran día! Orlando luchando contra un temible orco, poniendo colofón a un día de doce horas de rodaje. Parte de la batalla de los cinco ejércitos para la tercera película de El Hobbit. Un par de cervezas para la despedida“

Otros de los actores que retomaron sus personajes como Cate Blanchett, la dama Galadriel, Hugo Weaving, que encarna al señor elfo Elrond o Andy Serkis, que vuelve a revivir a Gollum, también se han despedido de ellos.

Y es que, aunque los fans del universo de J.R.R. Tolkien todavía tenemos pendientes otros dos viajes a la Tierra Media, el rodaje en Nueva Zelanda de la precuela de El Señor de los Anillos está llegando a su fin. Hace dos meses, Jackson y su equipo se trasladaron nuevamente a Wellington para rodar algunas escenas adicionales que podremos ver en las siguientes entregas. El Hobbit: La desolación de Smaug se estrenará en los cines el 13 de diciembre de 2013 y un año más tarde, el 17 de diciembre de 2014, lo hará El Hobbit: Partida y regreso, cinta que pondrá punto y final a la nueva trilogía de Peter Jackson