De tan contento que está este perro porque tiene servido su plato lleno de comida, hace un tipo de reverencia en repetidas ocasiones.
Al menos se muestra agradecido por la comida que recibe de parte de sus dueños, una buena lección de que debemos siempre dar las gracias…