Las frutas son un grupo de alimentos con un contenido elevado en agua que se considera que tienen una elevada densidad nutricional, ya que aportan muchos nutrientes (azúcares, vitaminas y minerales) en relación a las calorías que contienen.

Como cualquier alimento, debemos tomarlas con moderación e integrarlas en una alimentación variada y equilibrada. Un consumo adecuado de frutas (3 unidades al día) se asocia a un mejor patrón alimentario general y a un menor riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer.


Abc.es 11/04/14