Mozart

Ojocientífico.com 09/08/13

Si alguien compone música o la interpreta muy bien, se dice que tiene un excelente oído. A veces, la agudeza de ese sentido va más lejos y se transforma en un don llamado oído absoluto.

El oído absoluto, es la capacidad de este sentido para reconocer notas o composiciones con sólo escucharlas, pudiendo aislar cualquier ruido que interrumpa. Se trata de una condición muy poco común y que suele encontrarse en músicos destacados.

Qué es el oído absoluto

Si bien ya les dimos un resumen de lo que significa tener oído absoluto, este don va mucho más lejos y tiene una serie de complejidades interesantes.

Quienes tienen oído absoluto, que también es conocido como oído musical o tono perfecto, mezclan grandes habilidades no sólo en el desarrollo del sentido de la audición, sino que también en el procesamiento de cerebral ante los estímulos auditivos.

Una persona con oído absoluto es capaz de reconocer no sólo notas, sino que también tonos y frecuencias. La mayoría de los casos se dan en personas que tienen alguna educación musical, ya que gracias a ella logran reconocer, desarrollar y aplicar su habilidad.

Se sabe que quienes carecen de algún sentido, como la vista u olfato, favorecen otro. Eso suele ocurrir con la audición. En personas nacidas ciegas productos de un defecto en el nervio óptico, se suelen encontrar más casos de oído absoluto.

Un hecho interesante es que, quienes padecen del llamado Síndrome de Williams, una condición genética caracterizada por ciertos rasgos físicos y retraso mental, tienen un 30% de posibilidades de tener oído absoluto.

Famosos con oído absoluto

Algunos de los músicos más importantes de la historia, han sido diagnosticados con oído absoluto, ya sea en persona o examinando su vida y obras.

Entre los músicos clásicos, Mozart y Beethoven habrían tenido el llamado oído musical. Tristemente, el segundo compositor quedó sordo en una etapa temprana, pero se cree que incluso era capaz de reconocer tonos y notas sólo por su vibración.

En el siglo XX, Jimmi Hendrix, Ella Fitzgerald y Bing Crosby, también fueron diagnosticados con oído perfecto, al igual que Michael Jackson y Mariah Carey

Estos genios musicales, eran capaces de reproducir perfectamente una melodía que escucharon con solo reconocer sus notas e, incluso, se cree que buscaban un equilibrio rítmico perfecto en actividades como la respiración, ya sea despiertos o dormidos.