La NASA acaba de anunciar oficialmente que hay pruebas casi irrefutables de que hay agua salada en Marte.

Ha sido una sospecha desde hace mucho tiempo, incluso desde antes de que se publicasen fotografías de la superficie marciana en las que parecía que el agua había bajado por colinas creando un efecto característico en el paisaje.

Sin embargo, no ha sido hasta ahora que los científicos han conseguido indicios que “soportan la hipótesis” de que, en efecto, en la actualidad hay agua fluyendo en Marte y que no es algo del pasado del planeta como decían algunas teorías.

“Casi pruebas” de que hay agua salada en Marte

...

Los indicios se han conseguido gracias a un equipo compuesto por científicos de EEUU y Francia, y consisten en sales minerales hidratadas que no podrían haber llegado a la superficie marciana de otra manera que no fuese con un flujo de agua salubre. Estos flujos provocan la aparición de líneas de varios cientos de metros de longitud que aparecen principalmente en épocas calurosas.

La NASA y los científicos evitan llamar “pruebas” a estos descubrimientos, ya que aún existe una posibilidad remota de que realmente estas líneas saladas se hubiesen formado de otra manera, pero parece claro que lo más probable es que en efecto sea el agua salada lo que las provoca. Aunque hay que dejar claro que en ningún momento estamos hablando de “ríos“, ya que no serían muy profundos y desaparecen rápidamente.

En lo que si están de acuerdo los científicos es en que en el pasado Marte tenía grandes océanos de agua, que perdió al perderse en el espacio; es posible que estos indicios de agua sean lo que queda de esos océanos.



28 septiembre, 2015 — Adrian Raya

La NASA confirma agua salada en Marte