..... Hay personas que dicen que no sueñan y otras que sí lo hacen, pues bien, todo el mundo sueña. Después está el si lo recuerdas o no, que es algo diferente. Según investigadores del tema, las personas se pueden clasificar en los que recuerdan los sueños y los que no.

Aseguran que los que memorizan los detalles del sueño son personas más activas cerebralmente, que se despiertan con mayor frecuencia y están más atentos a lo que les rodea aunque estén dormidos. Todo lo contrario ocurre con las personas que no recuerdas los sueños, su cerebro está más dormido, por lo que les es difícil memorizar con detalle lo soñado.

Si los sueños son ligeros serán más fáciles de recordar. Del mismo modo aseguran que las personas que recuerdan los sueños producen mayor cantidad de los mismos. Te proporcionamos una serie de consejos que puedes seguir si quieres recordar tus sueños.

1. Quiero recordar el sueño

Tener una actitud positiva cuando te vayas a dormir es fundamental. Querer recordar el sueño es importante y por ello cuando te vayas a la cama lo primero que tienes que hacer es concienciarte de que quieres recordar lo que vayas a soñar. Esta mentalización de querer recordar lo que has soñado te puede servir para que puedas recordar algo por la mañana. Es posible que no recuerdes nada del sueño, pero no te rindas, la actitud positiva tiene que estar presente contigo todas las noches.

2. Lápiz y papel

Otro consejo para los que no se suelen acordar de lo que sueñan es que tengan a mano un lápiz y papel. Apuntar todos los detalles que recuerdas es importante, y seguramente cuando estés escribiendo te vengan más detalles del sueño. Esto hay que hacerlo con rapidez ya que el recuerdo a veces puede durar sólo unos segundos o minutos. Cuando escribas intenta tomar nota de todo aquello que recuerdes, por muy absurdo o inútil que te parezca. Hasta los pequeños detalles te ayudarán a recordar mejor lo que has soñado.

3. No levantarse de golpe

Cuando te despiertes no hagas ningún movimiento brusco, no te muevas. Intenta dejar la mente en blanco, pensando, lo que te ayudará a recordar el sueño. Cuando esos recuerdos vengan a tu mente, los detalles irán en aumento y finalmente podrás tener el sueño prácticamente completo.

4. Ponerse un despertador

Cuando una persona está durmiendo pasa por una serie de etapas, cinco en total. La última etapa, denominada periodo REM, movimiento rápido de ojos, es el mejor momento para ‘capturar’ lo que estás soñando. En este periodo los ojos se mueven con rapidez, la respiración se hace más rápida y el ritmo cardíaco aumento.

Este momento es cuando se produce mayor cantidad de sueños, y si una persona se despierta en mitad de esta etapa, podrá recordar su sueño. El periodo REM se repite con una frecuencia de 15 – 30 minutos, por lo que puedes calcular las horas para ponerte el despertador y así acordarte de lo que estabas soñando.

5. Videojuegos para recordar

Investigadores aseguran que las personas que juegan a los videojuegos durante el día, y principalmente antes de irse a la cama, pueden controlar mejor sus sueños, así como generar sueños más lúcidos. Un poco de videoconsolas no viene mal, pero tampoco se tiene que convertir en una obsesión y un vicio.

6. A partir del tema principal

Puede que no te acuerdes de todo el sueño, pero si recuerdas pequeños detalles como podría ser el tema principal o algunas personas, esto te podrá servir para indagar y averiguar más. Hacerte una serie de preguntas como: ¿quién más estaba en el sueño?, ¿cómo iba vestido?, ¿dónde estaba? Preguntas de ese estilo te ayudarán a situarte mejor en el sueño.

7. Bebe agua antes de dormir

Un truco, aunque parezca un poco de risa, es beber agua antes de irte a dormir. La vejiga se llenará por lo que en un momento u otro te acabarás despertando para ir al baño. Si a todo esto se le suma un poco de suerte puedes despertarte justo en el momento del periodo REM, con lo que podrás recordar el sueño.

8. Más de un sueño por noche

No hay que obsesionarse con no recordar los sueños. Un detalle a tener en cuenta es que a lo largo de la noche se puede soñar entre 4 y 7 veces. Esto nos indica que tenemos mayor posibilidad de recordar que si solo soñásemos una vez. Algún detalle de todos estos sueños se puede recordar fácilmente, y ese detalle te puede llevar a recordar el sueño entero. Prestar atención a lo primero que pensamos cuando nos levantamos nos puede ayudar a saber cosas de los sueños.

que.es / 18 junio, 2019

Ocho trucos para recordar tus sueños