Las rayas en las cebras las distinguen de otras especies, haciéndolas más llamativas. Sin embargo, no están ahí por casualidad, y es por eso que existen muchas teorías al respecto. Ahora un estudio realizado en la Universidad de California nos prueba que la temperatura es un factor fundamental a la hora de explicar las rayas de una cebra.


El calor y las rayas

Se ha visto que cuanto más caluroso es el lugar, más rayas tienen las cebras. Esto significa que sirven para protegerlas del calor insoportable de esos sitios. Otra explicación es que podrían servir para espantar a los insectos transmisores de enfermedades que abundan en esas zonas de temperatura alta.

Lo que llama la atención de este animal es que las rayas resultan llamativas entre tantos animales de color monótono como el antílope y el búfalo. Resaltar en un paisaje tan uniforme es peligroso, porque fácilmente puede resultar comida de otro animal. Incluso Charles Darwin se preguntó el porqué de este aspecto, pero nunca hubo una respuesta concreta.

Hasta el momento existen 5 teorías para la existencia de rayas en las cebras:

• Repeler insectos
• Proveer camuflaje a través de una ilusión óptica
• Confundir a los predadores
• Reducir la temperatura corporal
• Ayudar a reconocerse entre sí

¿Cuál es la explicación?

Si tenemos en cuenta a la especie más común, que vive desde Etiopía hasta Sudáfrica, nos damos cuenta de que ninguna de estas teorías es ganadora absoluta por sobre las otras. Sin embargo, la temperatura mostró ser un poco más importante, porque en lugares más calientes, vemos más rayas.

El aire en una cebra tendrá una corriente fuerte y rápida sobre la parte negra (porque el negro absorbe más el calor) y lenta en la parte blanca. El juntar estas dos corrientes de aire hace que baje la temperatura corporal. Por ejemplo, las cebras con más cantidad de rayas tienen 3º C menos en el cuerpo que el resto de los animales.


batanga.com / Publicado por: Katia Silveira - Abr 26, 2015

Nuevo estudio conecta las rayas de las cebras con la temperatura