Espacioprofundo.es 01/06/13

Mientras esperamos el momento en el que el cometa C/2012 S1, popularmente conocido como ISON, nos muestre un gran espectáculo, nos tendremos que conformar con una nueva serie de imágenes tomadas desde el observatorio Gemini que nos muestran como continua con su incomodo viaje hacia las cercanías del Sol.

Esta nueva serie de imágenes ordenada cronológicamente fueron capturadas desde febrero a mayo de 2013 y nos revelan la notable actividad del cometa a pesar de que en la actualidad aun se encuentra muy lejos del Sol (de 730 a 580 millones de kilómetros, o 4.9 a 3.9 unidades astronómicas, similar a la órbita de Júpiter) o la Tierra, también nos proporciona importante información sobre el comportamiento y su potencial para ofrecernos el espectáculo que todos deseamos ver entre a finales de noviembre y principios de diciembre de este año.

Las imágenes nos muestran la ya bien definida cola del cometa a medida que se acerca al Sol. Esta cola se forma cuando, al recibir la energía de nuestra estrella, los materiales más volátiles presentes en el cometa se evaporan y lo rodean, formando así una extensa ‘atmosfera’ conocida como coma. A medida que el cometa sigue su camino, el viento solar y la presión de la radiación empuja esta coma provocando que se pierda en el espacio, es la cola del cometa.

Descubierto en septiembre de 2012 por dos astrónomos aficionados rusos, el cometa ISON está probablemente realizando su primer paseo por el sistema solar interior y parece proceder de la nube de Oort, una región repleta de antiguos objetos helados situada en los confines del sistema solar. Históricamente, este tipo de cometas suelen proporcionar magníficos espectáculos, pero las fuerzas gravitacionales y la energía del Sol tiende a destruirlos, por lo que en realidad no sabemos cómo se comportara el ISON.