Aunque el representante de la socialité afirma que fue ella la que ya no quiso
entrar a la gala de los premios



Paris Hilton y su joven pareja, el modelo español River Viiperi, sufrieron las inclemencias del frío de Los Ángeles
al quedarse a las puertas del teatro donde se celebraba la popular gala.
Los organizadores de la ceremonia no les dejaron volver al interior del recinto después de que ambos se pasaran
buena parte del evento entrando y saliendo del edificio por diferentes accesos,
un hábito que debió irritar a los responsables de mantener la seguridad del teatro Nokia de Hollywood.

"Hacía muchísimo frío en la calle y Paris no llevaba abrigo cuando salió por última vez a hablar por teléfono.
Llevaba un vestido muy corto, poco apropiado para las condiciones meteorológicas de este tiempo,
pero como entraba y salía a placer no le dio demasiada importancia.
Pero hubo un momento en que a ella y a River les denegaron la entrada por motivos de seguridad,
y ella se sintió muy abochornada por la situación", desveló un testigo al diario The New York Post.

No obstante, la versión de lo sucedido que ofreció la portavoz de Paris difiere sustancialmente de la anterior,
y asegura que la estrella televisiva simplemente esperaba la llegada de su coche sin intención alguna de regresar al evento.
Para justificar esta idea, tanto River como Paris omitieron la controvertida situación a la hora
de hacer una valoración de las anécdotas de la gala.

"Mucha diversión con River Viiperi en los premios People's Choice", se limitó a escribir Paris
en su perfil de Twitter, mientras que el guapo modelo expresó que la mera presencia de su
novia le hacía sentirse portador de uno de los galardones de la noche.

"Yo me siento ganador al tener a la mejor novia del mundo y a la más sexy.
Qué lástima que no tengan esa categoría en los premios de este año", publicó en su cuenta de la red social.