Resultados 1 al 1 de 1
Mostrar en forma de Arbol1Les gusta
  • 1 Post de valalca

Tema: No, aplastar las latas no dificulta su reciclado

  1. #1

    Querer es poder
    Avatar de valalca
    Fecha de ingreso
    09 Jul, 12
    Género
    Mensajes
    13,225
    Gracias
    4,504
    Menciones
    3 Post(s)
    Citas
    47 Post(s)

    Predeterminado No, aplastar las latas no dificulta su reciclado

    En contra de lo afirmado por varios artículos, la Asociación de Latas de Bebidas asegura que esto no supone ningún problema en España para las plantas de reciclaje y recomienda hacerlo para ahorrar espacio

    Aplastar las latas o dejar de aplastarlas no dejaría de ser una mera anécdota si no fuera por una cuestión mucho más relevante para el reciclaje: como incide Juan Ramón Meléndez, director de la Asociación de Latas de Bebidas, “la principal pega que pone la gente hoy en día a la hora de separar residuos es el espacio que ocupan los cubos de las distintas fracciones, como vidrio, papel, envases…, por lo que, justamente, aplastar las latas es algo que contribuye a hacerlo más manejable”. Sobre todo, en los casos en los que se acumula gran cantidad de latas.

    “No solo nos ha causado estupefacción lo que se está publicando, sino que entiendo que debe haber dejado también a cuadros a la gente a la que llevamos años diciendo que aplaste sus envases para que le ocupen menos espacio y les sea más cómodo separar en casa”, incide.

    La principal demostración de que no tiene ningún sentido poner cuidado en no aplastar los envases metálicos es que, como se plantea en el blog Productor de Sostenibilidad, la mayoría de las veces estos residuos serán volcados en un camión compactador de basura donde serán aplastados para ocupar menos sitio.

    Obviamente, lo más importante para que se recicle un envase metálico es tirarlo al contenedor amarillo y desde ahí se estima que tardará alrededor de dos meses en volver al mercado en forma de una lata nueva u otro producto de consumo. Por el camino, tendrá que pasar primero por una planta de selección donde se separarán los diferentes materiales y luego por otra de reciclaje donde se fundirá en un horno para obtener acero o aluminio con el que fabricar cosas de nuevo.

    “La ventaja de los envases metálicos es que tienen un reciclado infinito, se pueden reciclar infinitamente que no van a perder ninguna de sus propiedades”, explica Meléndez, que incide en que reciclar estos metales en lugar de producirlos desde cero supone ahorros de energía de entre un 70% y 90%.

    En este viaje desde el contenedor amarrillo de Ecoembes al horno de fundición, el punto clave ocurre en la cinta transportadora de la planta de selección, cuando hay que separar estas latas del resto de residuos de envases.

    Como explica Meléndez, estén aplastadas o no, recuperar las latas en esta parte del proceso no supone dificultad en las plantas de selección de España y casi toda Europa, para lo que se utilizan dos sistemas: electroimanes y corrientes de Foucault.

    Si uno coloca un imán cerca de una lata de conservas de hojalata o una lata de bebidas de acero, comprobará cómo se produce una atracción. Este mismo sistema utilizan los electroimanes de una planta de selección para pescar todo lo que sea de acero, por muy pequeño que sea. En cuanto al aluminio, que no es magnético, y del que están hechas hoy el 75% de las latas de bebidas, se recoge con un mecanismo denominado corriente de Foucault: una corriente de inducción que lo que hace es cargar eléctricamente ese envase para que sea repelido de la cinta transportadora al llegar a un determinado punto. “Aquí tampoco supone ningún problema que esté compactado”, incide Meléndez. “De hecho, incluso es probable que lo favorezca, pues cuando la lata está sin aplastar rueda en la cinta y a veces esto puede hacer que sea menos eficiente la separación, aunque en las máquinas hay distintos pasos donde acabará siendo pescada”.

    “Incluso si se cuela al principio por el trómel [la máquina que criba los residuos al comienzo de su viaje según su tamaño], la lata irá a una sección de elementos pequeños donde también actuarán los electroimanes y las corrientes de Foucault”, señala el director de la Asociación de Latas de Bebidas, que recomienda aplastar las latas para economizar espacio y hacer más cómodo el reciclaje.

    Sobre si esto tiene también otras ventajas, como evitar que se cuelen otros residuos dentro de las latas, Meléndez se muestra más neutro. “Eso no es tan relevante, pues estos envases metálicos se funden en hornos que trabajan a unas temperaturas en las que cualquier elemento orgánico es volatilizado en segundos”. “Lo que sí es importante es el espacio”, concluye.

    eldiario.es / Clemente Álvarez, 30 marzo 2019

    No, aplastar las latas no dificulta su reciclado
    moreno21 le gusta.

  2. El Siguiente Usuario Agradeció a valalca Por Este Mensaje:

    moreno21 (31/03/2019)

Temas similares

  1. ¿Es sano beberse el jugo de las latas y botes de conservas?
    Por valalca en el foro Cuidados caseros
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 25/02/2018, 01:36
  2. ¿Para qué sirve el agujero de la anilla de las latas de refresco?
    Por valalca en el foro Historia y Curiosidades
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 12/06/2015, 10:50
  3. ¿Por qué no aparezco en las latas de Coca Cola?
    Por valalca en el foro Off-Topic
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 15/10/2013, 10:47
  4. Robando las latas de una máquina expendedora con un metro
    Por ☆ Adi ☆ en el foro Off-Topic
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 22/03/2013, 06:10
  5. Respuestas: 1
    Último mensaje: 12/01/2013, 11:56

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •