Un joven de 12 años hizo creer al actor que había en su casa un grupo de jóvenes armados



El niño de 12 años que jugó una broma telefónica a Ashton Kutcher,
la cual provocó que las autoridades arribaran a la casa del actor en octubre pasado,
será juzgado por una corte juvenil local.

El nombre del joven que realizó la broma se ha mantenido en el anonimato por ser menor de edad,
pero lo que se ha dado a conocer en diversos medios locales es que el protagonista de la broma
presuntamente llamó al 911 para señalar que había "un grupo de hombres armados"
en la mansión de Kutcher, en esta ciudad.

En respuesta a la llamada, miembros de la policía acudieron al lugar fuertemente armados,
y la sorpresa fue que todo era una falsa alarma y una broma del joven de 12 años.

En aquella ocasión el protagonista de Two and a half men, interrumpió su trabajo,
para desplazarse hasta su casa y verificar qué es lo que pasaba y asegurarse de que tanto
sus empleados como su casa estaban bien.

La broma no quedo ahí, ya que una semana después la policía de esta ciudad recibió otra llamada
para atender una "emergencia" en una oficina bancaria de Los Ángeles,
petición que se comprobó como falsa y que las autoridades responsabilizaron al joven.

Es por ello que el menor será procesado por dos delitos.
El primero por "amenazas falsas de bomba" y el segundo por "intromisión informática", informó el fiscal del distrito.