Una niña de cuatro años de edad llamada Jing Jing sufre Hipertricosis, tambien llamada síndrome del “hombre lobo”,
que se debe a una mutación genética, provocando un crecimiento anormal de vello en el cuerpo y la cara.



Los médicos de un hospital de cirugía plástica en Changsha, capital de la provincia de Hunan, sur de China,
se han ofrecido a ayudar a la niña.



La madre de Pequeña Jing Jing se presentó en el hospital en Changsha, agradeciendo a los expertos médicos que prometieron ayudar a su hija.
Se cree que puede tardar hasta dos años de Jing Jing para completar el tratamiento.