Se llama Iris Grace Halmshaw, tiene 3 años de edad pero ya es considerada una gran artista. Su talento es pintar.



Grace comenzó a hacer arte como terapia para su problema de autismo, entonces sus padres decidieron poner las obras a la venta ,
las cuales se valuaron hasta en más de 1.200 dolares.



Al principio a sus padres les parecía maravilloso lo que Grace hacía, pero no estaban seguros de que tan objetivos estaban siendo,
pues como su padre, Peter-Jon Halmshaw, mencionó: “somos sus padres por lo que creemos todo lo que hace es increíble.”



Pero las cosas cambiaron cuando su madre, Arabella Carter-Johnson, subió fotos a Facebook y recibió una respuesta favorable.
“muchas otras personas empezaron a decir que era genial. Se volvió una locura a partir de ahí.”, dijó.

Hasta ahora ocho de sus cuadros ya se han vendido y lo mejor de todo es que, a pesar de que no habla, ella ha hecho mucho más conciencia social.
“Ahora monta en la espalda en un ataque de risa, juega y se comunica mediante la creación de sus propios signos.” mencionó su madre a Daily Mail.



La señora Carter-Johnson agregó: “Me gustaría pensar que la historia de Iris puede ser una inspiración para los padres con un niño autista.”

Por otra parte Michaela Butter, co-director de Embrace Arts, de la Universidad de Leicester, dijo:
“Como las pinturas de Iris Grace demuestran, la discapacidad no es una barrera a la creatividad.”



Ahora la familia está esperando para organizar una exposición en Londres para dar a conocer las pinturas de Iris Grace a un público más amplio.
Todas las ganancias de las ventas van hacia los materiales de arte y el pago de sus terapeutas.