Este comercial es muy gracioso, pues después de lo tierno y dulce del romance, al menos el chavo pasa al horror jajaja