Esta semana los Mossos d’Esquadra realizaban una operación en la ciudad de Barcelona para detener a los integrantes
de una banda conocida como “Black Panthers”. La noticia salió en todos los medios de comunicación pero nadie
dijo nada sobre la muerte de un perro durante la operación policial.

Nadie sabe que ha pasado pero los vecinos se quedaron muy entristecidos al ver el rastro de sangre que había
en la calle e imaginar el terrible sufrimiento y agonía por la que pasó el perro.



Según algunos testigos, a las 6:30 horas de la mañana empezaron a oir gritos y ladridos que provenían del inmueble
donde la policía estaba haciendo la redada. Momentos más tarde una persona ha visto en la calle a un perro
de raza pit bull malherido y sangrando abundantemente por la boca.
El animal finalmente ha muerto delante de la persiana de un comercio. El cuerpo ha sido retirado por la policía.

Los periodistas que cubrían la noticia preguntaron a los vecinos por la sangre que había en el suelo y al responder
que era de un perro se mostraban desinteresados y se fueron a la puerta donde se estaba realizando la redada.

“La habíamos visto muchas veces jugando y paseando con él. Era una perra tranquila y muy cariñosa,
que parece ser que había sido utilizada en peleas clandestinas por su anterior propietario.
Muy pocos nos hemos interesado y conmovido por su trágico final.
Y no nos gustaría que este quedara silenciado”, explicaba una vecina del barrio.