La expiloto María de Villota, encontrada sin vida en un hotel de Sevilla, falleció esta madrugada por causas naturales. La autopsia practicada en el Instituto Anatómico Forense de Sevilla ha confirmado que la deportista, de 33 años y que sufrió en 2012 un grave accidente en el que perdió un ojo, ha muerto por causas "absolutamente naturales", han informado esas fuentes.

La hipótesis que cobra más fuerza es que el fallecimiento esté relacionado con el accidente de hace año y medio.

María de Villota, cuyo cuerpo fue hallado esta mañana en la habitación del hotel en el que se hospedaba para participar en una conferencia en la capital sevillana, fue trasladada sobre las 10.00 horas al Instituto Anatómico, donde se le practicó la autopsia.
La expiloto será enterrada en Madrid "en la más estricta intimidad", según ha anunciado su hermana Isabel a los periodistas en el tanatorio de San Jerónimo, donde se encuentra el cadáver.
Isabel de Villota ha indicado que el entierro será en el panteón familiar, pero no ha querido precisar el día ni la hora ni más detalles del sepelio.