Joquín Cordero actuó en películas icónicas del cine mexicano como 'Pepe el toro' y 'El libro de piedra'



Joaquín Cordero (Puebla, 1922), importante figura del cine mexicano, fue actor de Luis Buñuel en dos ocasiones,
de igual forma actuó al lado de Pedro Infante y Cantinflas.

El corsario negro (1944) de Chano Urueta fue la primera aparición de Cordero en el cine, actuó como extra,
luego vendría una pequeña intervención en ¡A volar, joven! (1947), al lado de Mario Moreno Cantinflas.

Su primer film notable fue Las dos huerfanitas, gracias a este trabajo ganó el Ariel de Mejor co actuación,
interpretó a un boxeador, génesis del personaje que desarrollaría en Pepe el toro,
que se dejaba golpear para obtener para dinero y darlo a dos pequeñas niñas abandonadas.

Poco sabido pero Joaquín Cordero se desempeñó durante algún tiempo como periodista,
fue secretario de prensa de la Asociación Nacional de Actores (ANDA).

Trabajó con Luis Buñuel en dos películas Una mujer sin amor (1952) y El río y la muerte (1955),
dos joyas escondidas de la filmografía del gran genio español.

En 1953 actuó en el final de la trilogía de Ismael Rodríguez con Pedro Infante, Pepe el toro;
Cordero actuó como "Lalo Gallardo", el amigo de la infancia de "Pepe" que después se convierte en su oponente en el ring.

También actuó en el género de cine fantástico mexicano en Santo contra hombres
infernales (1961) y Santo contra cerebro del mal (1961).

Otra aparición memorable en la profusa carrera de Cordero es en el film
de terror El libro de piedra (1969) de Carlos Enrique Taboada.

A partir de la década de los 70 su carrera se concentró en las telenovelas.

Su última aparición en el cine fue en Los inadaptados (2011).

Joaquín Cordero murió este 19 de febrero a los 89 años.