El baterista participó en los tres primeros discos de estudio de Iron Maiden



Clive Burr, baterista de Iron Maiden de 1979 a 1982, falleció la noche de ayer debido a una esclerosis múltiple.

"Estamos profundamente tristes de informar que Clive Burr murió la noche de ayer.
Había tenido problemas de salud por muchos años depsués de ser diagnosticado con esclerosis múltiple.
Murió en paz mientras dormía en su casa", expresó la banda en un comunicado publicado en su cuenta oficial de Facebook.

Los actuales miembros de Iron Maiden y ex compañeros de Clive también opinaron al respecto por medio de la red social.

"Es una noticia terriblemente triste. Clive era un amigo de hace muchos años para todos nosotros.
Era una persona increíble y un asombroso baterista que hizo una contribución muy valiosa a Iron Maiden en los primeros días,
cuando iniciábamos. Es un día muy triste para todos en la banda y todas las personas cercanas.
Nuestras condolencias están con su pareja Mimi y su familia", escribió el bajista Steve Harris.

Por su parte Bruce Dickinson agregó: "Conocí a Clive cuando abandonó a la banda Samson y se unió a Iron Maiden.
Era un gran tipo y un hombre que vivió su vida al máximo. Aún en sus días más obscuros de la enfermedad,
Clive nunca perdió el sentido del humor y la irreverencia.
Es un día terriblemente triste y todos nuestros pensamientos están con Mimi y su familia".

Clive Burr participó en los tres primeros discos de la banda: Iron Maiden (1980), Killers (1981) y The Number of the Beast (1982).