Representación de la membrana celular modelada por investigadores de la Universidad de Cornell. JAMES STEVENSON

Desde el primer momento que le echamos un vistazo de cerca a Titán la pregunta más acuciante de la humanidad pareció invadir nuestra psique ¿podría existir en ese lejano mundo vida alienígena? Pero aquí de nuevo surge otra de nuestras dudas más acuciantes, lo que lo que sí está claro es que en esta luna de Saturno no hallaremos las formas de vida que encontramos en la Tierra, así que de existir vida en un mundo tan hostil como Titán esta sería muy diferente a lo que estamos acostumbrados a ver.

Normalmente, cuando se habla de habitabilidad de un planeta tendemos a combinar todos los conocimientos que tenemos de nuestro mundo, su posición en torno a su estrella, su masa y posible composición, todo ello con la esperanza de que uno de esos lejanos mundos muestre alguna semejanza con la Tierra. De esta forma, cuando observamos los pequeños exoplanetas rocosos lo que deseamos en realidad es toparnos con una “segunda Tierra” donde al menos sería posible hallar agua en estado líquido en su superficie. Y como ocurre en nuestro planeta, donde hay agua hay vida, así que la obsesión que muestran algunos por “seguir el agua” parece justificada.

Sin embargo, Titán seria un mundo que no encajaría en esta imagen, pese a poseer un ciclo hidrológico, ríos y lagos, nubes y precipitaciones, es tan diferente a la Tierra como te podrías llegar a imaginar. Por ello, Paulette Clancy, químico experto en dinámica molecular, el astrónomo Jonathan Lunine y James Stevenson, un estudiante graduado en ingeniería química, todos ellos de la Universidad de Cornell, Ithaca, Nueva York, han planteado un punto de vista diferente creando un modelo teórico de una forma de vida basada en metano, libre de oxígeno, un organismo que podría prosperar en ese entorno.

No hay un patrón conocido para este tipo de vida en la Tierra, pero los investigadores han utilizado en su diseño los productos químicos que encontramos en Titán tratando de entender cómo se comportarían si estos fuesen incluidos en una forma de vida totalmente diferente a las que pueblan la Tierra.

Como colaborador en la misión Cassini-Huygens, Lunine, profesor en Ciencias Físicas en la Facultad de Artes y el Departamento de Astronomía Ciencias, se muestra fascinado con la posibilidad de la existencia de vida basada en el metano en Titán, lo que le llevo a unir fuerzas con Clancy y Stevenson para tratar de comprender como serian estas formas de vida hipotéticas.

Para ello se centraron en crear una membrana celular formada por pequeños compuestos de nitrógeno orgánico y capaz de funcionar a temperaturas de 292 grados bajo cero. Aquí, en nuestro mundo, las moléculas basadas en el agua forman membranas bicapas de fosfolípidos que dan las células una estructura, en ella encontramos materiales orgánicos sin dejar de ser permeable. Pero en Titán no existe agua en estado líquido, por lo que estas membranas celulares no pueden existir.

“No somos biólogos, y no somos astrónomos, pero teníamos las herramientas adecuadas”, comento Clancy, investigador principal del estudio. “Tal vez ayudó ya que no vinimos con ideas preconcebidas sobre cómo debería ser en una membrana” por lo que se dedicaron a recrear formas de vida con los compuestos que están presentes en Titán.

De esta forma fueron capaces de modelar una célula ideal que puede hacer todo aquello que le pediríamos a cualquier forma de vida, es decir, posee un metabolismo y es capaz de reproducirse, pero la construyeron a partir de nitrógeno, carbono y moléculas basadas en el hidrógeno, elementos presentes en los mares de metano líquido en Titán. Esta configuración química da esta estabilidad a la hipotética célula alienígena y una flexibilidad similar a la que vemos en las células presentes en nuestro mundo.

Así, este es el primer modelo concreto de vida completamente diferente a la existente en nuestro mundo. Habiendo identificado la posible química presente en la membrana celular que encontraríamos en una hipotética forma de vida que habría poblado Titán el siguiente paso sería modelar cómo una célula compleja podría sobrevivir en este entorno. A largo plazo, también podrían ser capaces de establecer que indicadores deberíamos buscar a la hora de descubrir si realmente Titán en un mundo en el que ha surgido la vida.

espacioprofundo.es 04/03/15

Modelan como seria la membrana celular de las formas de vida que podrían existir en Titán