Recientemente se encontró gracias a la herramienta de Google Inc. llamada Google Earth,
una forma que parece ser una enorme cabeza maya,
el perfil de un rostro que se ajusta con increíble precisión a los rasgos que podemos observar en los frescos legados
por esta emblemática civilización mesoamericana, sin duda una de las más interesantes y misteriosas del continente.



Sin embargo, la localización geográfica de esta coincidencia no podía ser más opuesta: las montañas de Alberta, 50° 0’36.67?N 110° 6’51.38?W,
en las regiones boreales de Canadá. ¿Acaso una secreta conexión entre los mayas y el legendario pueblo de los hiperbóreos?