Como ya os habéis enterado de nuestros informes anteriores, el fallo permite a los hackers ejecutar código malintencionado en un ordenador vulnerable cuando el usuario cargue una página web especialmente diseñada. Todas las versiones 6 y 9 de Internet Explorer se ven afectadas, mientras que Internet Explorer 10, la variante instalada en Windows 8, es la única inmune al fallo.
La actualización de seguridad “corrige la vulnerabilidad modificando el modo en que Internet Explorer maneja los objetos en la memoria", dijo Microsoft en el Boletín de Seguridad MS12-063 y también soluciona cuatro vulnerabilidades de Internet Explorer divulgadas de forma privada.
La actualización es entregada a través de Windows Update y no se requiere ninguna entrada del usuario una vez que el parche esté disponible, ya que la instalación se realiza automáticamente.


Fuente: Softpedia