Casi cinco años después de su muerte, los premios Billboard Music Awards han logrado devolver a la vida a Michael Jackson en un holograma muy conseguido. El cantante apareció materializado en el fondo del escenario actuando y bailando con su equipo de bailarines con motivo de su nuevo single 'Slave to the Rhythm'.
Así pudieron ver la pasada noche de este domingo los asistentes a la ceremonia Billboard Music Awards al llamado Rey del pop. La canción que interpretaba Michael Jackson forma parte de un nuevo álbum llamado Xscape que se ha creado a partir de material que no salió a la venta del cantante y en el que han participado también varios artistas como Timbaland.


Con este espectáculo, Michael Jackson se ha unido a una lista de artistas que han sido proyectados de forma holográfica en actuaciones en vivo. Por ejemplo, Janelle Monae y M.I.A pudieron compartir escenario el pasado mes de abril, a pesar de que físicamente se encontraban a más de 3.000 metros de distancia. Asimismo, los fallecidos raperos Ol' Dirty Bastard y Eazy-E hicieron una aparición en forma de holograma en un concierto en 2013.


Esta práctica de resucitar la imagen de un artista fallecido se comenzó a popularizar hace un par de años con la aparición del holograma del rapero Tupac Shakur en el festival de Coachella de 2012. La compañía responsable del espectáculo fue el estudio de efectos visuales Digital Domain, que trabajó durante cuatro meses para preparar el espectáculo y, según datos de The Verge, invirtió 400.000 dólares en el proyecto.